Visitas

jueves, 15 de mayo de 2014

El Concilio de Elvira

"Ilíberis. Origen Ibero". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital. 

Una de las lagunas históricas más grandes de esta tierra es la que trae de cabeza a historiadores, geógrafos, arqueólogos y pseudo-historiadores para dilucidar si la mítica ciudad de Elvira es la actual Granada, nunca fue Granada la heredera de Iliberri (luego Elvira) o al fin, si hubo una fundación posterior, una “mudanza” en tiempos de la guerra intestina del Califato de Córdoba que trasladara la primera, original y verdadera Elvira a lo que hoy es la actual población de Atarfe. Afortunadamente, los restos arqueológicos hallados a lo largo de 15 hectáreas en el actual barrio del Albaicín, dejan fuera de dudas que Ilbir, Ilturir, Iliberri, Iliberis, Elvira y sus variantes toponímicos distintos son GRANADA, con independencia que en efecto, existió una Hédira Elvira, luego llamada Medina Elvira, diferencia dentro de la lengua árabe que nos abre los ojos.

"Municipio Romano". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Las excavaciones arqueológicas, a pesar de las falsificaciones que el racionero de la Catedral Juan de Flores arguyera en 1754, no dejan lugar a dudas de una fundación ibera hace 2.700 años, el papel dentro del Imperio de aquel “oppidum” y cómo la primera fase de la dominación musulmana encuentra una ciudad venida a menos, muy despoblada y venida a menos. En el siglo VIII por tanto, renace bajo el mismo nombre pero alejada de su emplazamiento original, dando lugar a Medina Elvira, que de nuevo cederá sus privilegios a la actual Granada cuando esta, tras la desmembración del Califato de Córdoba, vuelva a recuperar paulatina y progresivamente la importancia que tuvo, hasta la cima que logró con la dinastía nazarí y así hasta el Emperador Carlos.

Los Hispanorromanos. 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Si después de 400 años de tesis y de la opinión de expertos nacionales y extranjeros se antoja difícil y complicada la verdad sobre la Elvira de la que sobreviene Granada y la Medina Elvira que se sitúa en la actual Atarfe, no vamos nosotros ahora a ocuparnos de un asunto tan farragoso que necesita mucho más espacio y tiempo para plasmar todas las tesis. No es la pretensión de esta entrada, pero sí aclarar ciertos conceptos, tal vez al objeto de despejar dudas sobre la antigüedad, pasado y realidad histórica de Granada. Y para ello nada mejor que basarnos en los estudios del arabista, escritor, ensayista e historiador belga Reinhart Dozy, del historiador español que acabó trabajando en el Museo Británico, el sevillano Pascual de Gayangos, o de nuestro eminente Gómez Moreno.

"Elvira y su territorio". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

La explicación quizás más contundente para entender qué fue Elvira y por qué la aparición de esta duplicidad de términos, reside en dos vocablos del árabe: hádira y medina... La lengua árabe destina la palabra hádira para señalar una residencia, un lugar donde habita gente sedentaria. Sin embargo, al referirse a Medina, cobra otra significación: la de ciudad, la de población principal. Está claro que Granada fue distinguida en tiempos del Imperio Romano como “municipio”, la máxima dignidad otorgada dentro del estatus poblacional romano a una localidad. Pero también está claro que la primera referencia de Medina Elvira (Atarfe, a 10 kilómetros de Granada) como tal, es decir, como población con una entidad que sea pareja a la de ciudad noble, es a partir del siglo VIII. Luego en efecto, Elvira es Granada, pero hubo una mudanza a lo largo de las primeras décadas de la dominación musulmana. Granada, por decirlo de esta manera, se mudó 10 kilómetros.

"Población rural". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Todo esto nos viene bien a la hora de hablar de un hecho fundamental que sucede tal día como hoy, hace 1.710 años. Hemos escogido esta fecha después de cábalas, cálculos y estimaciones nada fáciles. Nos referimos a la fecha de apertura y primera sesión del Concilio de Elvira, quizás uno de los acontecimientos eclesiásticos más importantes de la Península Ibérica, la reunión religiosa más trascendental del cristianismo español y el primer y más antiguo concilio cristiano que se conserva. Y el ejercicio histórico que hemos hecho antes, nos da la oportunidad sin riesgo de errar mucho, de decir que tuvo lugar en el año 304 en la actual ciudad de Granada. 

Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Las actas del Concilio de Elvira se han convertido en un excepcional documento histórico, quizás una de las mejores maneras de acercarse a la sociedad hispanorromana; sus contenidos influyeron en posteriores concilios como el de Arlés del 314 o el de Nicea del año 325, lo que lo sitúa entre los primeros conocidos e influyentes de la Antigüedad. El Concilio reunió a 43 hombres de Iglesia, entre ellos, a los 19 obispos de las provincias Bética y Cartaginesa así como otros miembros de las cinco provincias peninsulares, lo que deja claro su alcance y notoriedad. Quedaron representadas 37 comunidades cristianas o diócesis y recogieron en 81 cánones lo que sin duda, constituye una de las primeras reglas de la Iglesia en la Historia.

Lápida hispanorromana del Siglo IV en el Museo Arqueológico de Granada.

Aunque lo presidió el Obispo de Córdoba, se le reconoció lugar de privilegios al de Guadix, por ser la más antigua diócesis peninsular. Precisamente por el obispado de Osio (el cordobés), podemos precisar el año de su celebración, ya que deja la diócesis cordobesa en el año 307 pero desde algo antes está viajando constantemente. Igualmente sucede con Patricio, Obispo de Málaga, que se exilió por las persecuciones romanas en las Galias (actual Francia) donde muere en el año 307, por lo que si asiste a este Concilio, irremediablemente tuvo que ser antes de ambas fechas, quedándonos el año 304 como el idóneo. Esto nos situaría hace 1.710 años y nos colocaría delante de uno de los acontecimientos fundamentales llamados a cambiar la historia religiosa católica y en última instancia, la de la sociedad de su época. No en balde, algunas de las consideraciones que se toman y empiezan a aplicarse tras el Concilio granadino siguen siendo de aplicación y nacieron aquí.

Uno de esos cánones es hoy la ley eclesiástica más antigua concerniente al celibato del clero, la institución de las vírgenes consagradas, que entenderíamos por la aceptación de la mujer dedicada a la vida religiosa (la monja como tal, pudo nacer en la Granada de hace 1.710 años), las normas sobre los sacramentos del matrimonio y el bautismo, o la obligación de asistir a misa. Puede que por primera vez en la historia de la Iglesia, se hablara en Granada mediante este concilio del ayuno cuaresmal y quizás uno de los pocos derogados sea la prohibición de imágenes en las Iglesias, así como su culto público o privado.

"Los granadinos". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Negar que la sociedad occidental está influida y mucho por el cristianismo es absurdo. Que se promulgaran leyes que cambiaron la historia de la religión y por tanto de la sociedad como el celibato, la inclusión de las mujeres religiosas y la manera de actuar del pueblo cristiano ante el poder de Roma, deja constancia de que el Concilio de Elvira, además de ser uno de los más antiguos de la historia, ha sido de los más determinantes, sino el que más, realizado en suelo español. Si a esto sumamos que Elvira, fuera de los límites de Granada, no existió hasta la llegada musulmana, no nos queda más que apuntar del prestigio, importancia y consideración que esta ciudad ha jugado desde que se fundara hace 2.700 años y hasta relativamente poco no sólo para España, sino para el Mundo.


"Un nuevo tiempo". 
Historia Ilustrada de Granada de Pedro Romero para Granada Digital.

Lo que ocurrió tal día como hoy, hace 1.710 años en Granada, deja muestras palpables de que esta tierra, nació para influir y mejorar a la Humanidad.