Visitas

martes, 22 de mayo de 2012

El Monte de Piedad de Granada

En el año 1734, el Padre Agustino Recoleto Isidro Antonio Sánchez Jiménez funda una Congregación religiosa que aprovecha parte del Palacio de la familia Valderrábano para dar culto a Santa Rita. Desde este mismo instante, la “Hermandad” va a establecer como actuación benéfica un montepío de ayuda a los necesitados en donde se encuentra el origen de la institución bancaria más antigua de España, la granadina. Aún con todo, será el 8 de abril de 1741 cuando se funde el Monte de Piedad de Granada, llamado a ser primera entidad ahorrista o establecimiento bancario que naciera en la Nación, en tanto el Banco de San Carlos de Madrid, creado el 2 de junio de 1792, y origen del actual Banco de España, ya ven cómo es muy posterior.

Precisamente el Banco de España pasó de llamarse de San Carlos a convertirse en 1829 en el Banco de San Fernando, tras la deuda que el primero tenía y hacía insostenible su situación, compitiendo con el Banco de Barcelona, su gran rival financiero en aquella época, que vio la luz en 1845 y cayó en suspensión de pagos, o lo que es lo mismo, desapareció, en 1922. Todo esto no hace más que recordarnos que 58 años antes de cualquier movimiento bancario y ahorrista en España (especialmente en Madrid y Barcelona), ya había nacido en Granada la primera entidad de este tipo, convirtiéndose en el más antiguo establecimiento bancario-ahorrista de España bajo el nombre de Monte de Piedad de Santa Rita, y luego, Monte de Piedad de Granada.

Es cierto que hubo antes que el de Granada, “Montepíos” regios o de iniciativa religiosa en España, aunque no menos cierto que en el momento en que el fraile agustino [...] fundó el granadino en 1734, éstos ya no existían, de suerte que pasa a ser el más longevo y el germen de una Caja de Ahorros que, al seguir su actividad, es la heredera de la institución de este corte más antigua de España. Nos referimos por tanto al nacimiento de los Montes de Piedad de:

Dueñas (1550).
San Francisco en Cuéllar (1636).
Madrid (1702).
Murcia (1720).
Salamanca (1728).
Santa Rita de Casia en Granada (1734).
Zaragoza (1738).
Nuestra Señora de la Esperanza en Barcelona (1749).
Santo Cristo del Sepulcro en Jaén (1750).

Nuestro Montepío el 4 de julio de 1743 una Real Cédula de Felipe V haciendo que su patrimonio fuera del interés de la Corona que de alguna manera, otorgaba rango oficial a la institución; luego, el 5 de junio de 1745, será nada menos que el Papa, entonces Benedicto XIV, el que incorpore el Monte de Piedad de Granada a la Pontificia de Roma y haga de la Hermandad de Santa Rita una Archicofradía enriquecida con numerosas indulgencias. En unos años, la Corona Española y El Papado, habían hecho de esta fundación socio-económica una entidad con peso y con respaldo institucional, y de qué manera.

El 20 junio de 1763 el Rey Carlos III otorga una Cédula que permitirá depositar los caudales y bienes de todo el Reino de Granada, así como los bienes materiales de la Real Chancillería en la sede del Monte de Piedad de Granada, actuando entonces como un banco para toda Andalucía Oriental. Y el 1 de septiembre de 1763, es tal el incremento de transacciones y clientes que tiene, que hay que reformar los Estatutos, pasando de ser un organismo centrado en la caridad especialmente (o al menos en su origen), a actuar como la institución bancaria más fuerte e importante de la época, de la que dependen, entre otros, el Monte de Piedad del Santo Cristo de Jaén.

Con el reinado de Isabel II nacerían las Cajas de Ahorros. La primera en fundarse fue la de Jerez de la Frontera, el 24 de febrero de 1834; pero al poco se extinguiría, de modo que se le considera la más antigua a la de Madrid, que abrió sus puertas el 1 de febrero de 1835. Pero son de nuevo cuño, mientras que la granadina, convertida en Caja de Ahorros el 22 de mayo de 1839 (tal día como hoy, festividad de Santa Rita), venía de la conversión a Caja del Monte de Piedad fundado en 1738, 101 años antes, de modo que seguiría moralmente ostentando el rango de la entidad “más antigua de España”, aunque para muchos, es la segunda, aunque en este texto se demuestre lo contrario.

En el año 1893 la Entidad se muda a la Calle San Matías, a un soberbio palacio barroco donde estuvo la sede ahorrista hasta 1945, cuando ocupa el edifico neo-herreriano de la Plaza de Villamena, cerca de la Catedral.

Al fin, el nuevo, soberbio y contemporáneo de Alberto Campos Baeza, hace el resto. Mediante los muy característicos y extraordinarios ejemplos arquitectónicos que ha ido ocupando la que hoy conocemos como Caja Granada, se puede descubrir la historia de una institución nacida hace 274 años y que presume de ser la Primitiva de España y que en honor de Santa Rita, fiesta que hoy celebramos, la fundaría un Padre agustino para socorro de los necesitados. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Te falta su epitafio: como un azucarillo se disuelve en BMN pasando a ser centro de decisiones la capital murciana.

Santi.

Anónimo dijo...

La foto antigua de Santa Rita... es la de San Pedro?

David R.Jiménez-Muriel dijo...

La de San Pedro es la segunda (que no sé por qué ha dejado de visualizarse correctamente) mientras que la de blanco y negro es una obra del taller de Mora, desaparecida.

JUAN PEDRO dijo...

La de blanco y negro fue la destruida en Jaén, supongo que esa foto la habrás cogido del blog. Esa imagen esta catalogada en el siglo XVIII, a la mano de un desconocido en la historia del arte; un tal Calvo Bustamante, creo que era de la escuela de los Medina. Alguna voz atribuye a la dolorosa del Calvario de Jaén a su mano comparándola con esta impresionante Santa Rita, la dolorosa que llaman "la Roldana" por esa descabellada atribución a la hija del patriarca Roldan.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Acabo de revisarlo y en efecto, viene de "Simplemente capillita", tu blog. Siento de veras que no haya contado al menos con tu permiso con antelación. La vi y la relacioné con la jiennense que Orozco Díaz citaba como de Mora, desaparecida. Por aquello de que casara con el discurso histórico.

Te agradezco la "cesión forzada" y la redacción ulterior de su autoría.

Un abrazo grande.

JUAN PEDRO dijo...

Hombre tu no me tienes que pedirme permiso, solo puntualice el dato de la entrada. un abrazo