Visitas

viernes, 4 de mayo de 2012

El Diario Patria

Aquel 4 de mayo de 1935 el clima político no estaba para demasiadas bravuconerías. Menos aún si se trataba de hacer uso de uno de esos derechos cacareados por la II República española y que, como muchos intentan ahora hacernos creer y sobre todo, intentan enmascarar y ocultar, la libertad de expresión (por ejemplo) no era de la cuerda de la izquierda gobernante, la más autoritaria y temible que junto al estalinismo ruso ha vivido el Mundo: el Frente Popular español.

En Granada de siempre, antes incluso que lo dijera aquella película de 1954 del genial José Luís Sáez de Heredia, con Paco Rabal y Rafael Bardem al frente del reparto (luego la terminaría pervirtiendo en 1982, usando el tirón de Manolo Escobar, el cineasta Rafael Romero, que convertiría el clásico español en un penoso remake), se ha sabido que TODO ES POSIBLE.

Y así las cosas, como uno de tantos ejemplos más de intolerancia y de dictadura que fue realmente la II República española, la época más negra, oscura y llena de muertes y asesinatos que antes y después haya tenido nuestra nación, el 4 de mayo de 1935 las calles de Granada fueron el escenario de una batalla a pecho descubierto entre republicanos (socialistas, anarquistas y comunistas) y granadinos de bien, que tuvieron la feliz idea de sacar a la luz, en los tiempos que corrían, nada menos que el Diario Patria.

Que nació como un periódico conservador lo sabe cualquiera. Que la fama retrógrada quizás le vino en tiempos del franquismo, que ni dudó en hacer uso del mismo, también. Pero el Diario Patria, fue mucho más. Vio la luz por vez primera un 9 de febrero de 1935. Duró 46 años y de él, decía el alcalde socialista Antonio Jara que “estuvo al servicio de la libertad y la democracia”, o el Presidente de la Diputación, que el año de su cierre en 1981 era Gerardo Esteva de la Torre: “Ha sido toda una institución granadina”. En él trabajaron ilustres de todo tipo, destacando los chistes gráficos del genial Soria y nada menos que uno de los mejores directores teatrales de la historia de España, el granadino José Tamayo.

El 4 de mayo de hace ahora 77 años, cuando en aquel 1935 decir o pensar de una manera distinta a la izquierda te suponía la muerte, las calles de Granada fueron el escenario de batallas, heridos y sangre, mucha sangre, sólo porque salía a la calle un periódico que, blandiendo su verdad (no la verdad en mayúsculas, sino la suya), molestaba a los “dueños de la libertad”.

Y de vez en cuando, repasando la historias local, conviene recordar que los buenos, eso seguro, NO SON TAN BUENOS... Por cierto, cuando menos paradójico que ese mismo 4 de mayo pero de 1976, viera la luz el Diario El País. Si encima tenemos en cuenta que ayer fue el día internacional de la libertad de expresión y que... Ahí lo dejo.