Visitas

miércoles, 30 de mayo de 2012

Dolorosas de la escuela granadina.

Una joya escondida de Granada. Se trata de un busto de Dolorosa de la Clausura del Convento de Agustinas Recoletas del Corpus Christi. La foto impide de manera tajante atreverse con autorías. Lo que no cabe duda es que se trata de una pieza sacra muy avanzada para la datación que presenta: el siglo XVII. En efecto, parece que estuviéramos ante una Virgen neorrealista que tan en boga parece estar y cuyo estilo practican algunos imagineros contemporáneos reputados. Ésta del interior de la Magdalena es una joya que pregona a la perfección, la riqueza de esa “Granada Oculta” centenaria.

Otras, caso de la que se conservó en el Palacio de las Columnas de Granada, el que fue residencia aristócrata del Conde de Luque (descendiente del Gran Capitán) y hoy sirve a los propósitos de la Facultad de Traductores e Intérpretes de la Universidad de Granada, es igualmente peculiar. La pena estriba en que no sabemos de su paradero. Pero sí de su autoría: la escuela barroca granadina. 

Y al fin, esta maravillosa pieza. Está en la Capilla de los Dolores de la Catedral de Sevilla, donde aguarda la resurrección de la carne el Cardenal Marcelo Spínola. A mí me sigue pareciendo interesantísimo que nada menos que en el interior de la incomparable Catedral de Sevilla haya una dolorosa de la escuela granadina. Y a juzgar por sus trazos, de los talleres granadinos comandados por la dinastía de los Mena. Una verdadera genialidad artística que es poco fotografiada, poco difundida y celosamente "escondida". 

No hay comentarios: