Visitas

lunes, 28 de marzo de 2011

Joyas de la Semana Santa granadina

La Santa Cena fue ejecutada entre 1926 y 1928. Obras de tamaño natural y en casos, mayor a este, de talla completa, de policromías tenebristas en contraste con minuciosos y comedidos juegos de estofado y cargadas de dinamismo, expresividad y comunicación, algunas responden al retrato del natural. Estos condicionantes, muy especialmente el de la talla completa, y que sea el Misterio más antiguo de Andalucía, hacen del mismo uno de los conjuntos más admirables y valiosos en su iconografía de España y por supuesto, en Andalucía. Su autor, Eduardo Espinosa Cuadros con la participación inestimable del entonces primer oficial Domingo Sánchez Mesa.
En 1685 terminaba José de Mora este Ecce Homo de talla completa y profundo abanico de recursos plásticos con un escorzo, a manera de los contrapostos de la Grecia clásica que le confieren un sello personal y una actitud doliente inigualable. El Señor de la Sentencia procesiona el Domingo de Ramos.
Poco debe añadirse al respecto de una de las obras más conseguidas en esta iconografía, que quizás sea si no la más valiosa para el plano del arte en el trasunto del Cautiverio de Cristo, sí de las que más a lo que añade su antigüedad. El Señor del Rescate procesiona cada Lunes Santo. Es su autor Diego de Mora quien mezcla la capacidad de fijación de los tipos iconográficos de su hermano José con su sello que edulcora y dulcifica las expresiones gestuales de esta obra cumbre en su género, hecha en 1718.
En 1944 acepta el reto Domingo Cecilio Sánchez Mesa de ejecutar el Misterio de la Oración en el Huerto en pocos años y con altura artística. El Señor de la Oración es una talla completa que además se estofa con una de las técnicas más sorprendentes y depuradas de los últimos 100 años. A pesar del deseo del Cardenal granadino de que el autor se inspirara en el Huerto salcillesco de Murcia, sigue los patrones de aquel pero con condiciones plásticas que lo hacen similar y diferente y le confiere un gesto de personalidad. Procesiona el Lunes Santo.
La Virgen de la Amargura es una personalísima y valiosa Imagen de María en estado lacerante ejecutada, sino por José de Mora, con una proximidad a su gubia indudable y enorme. En la órbita del maestro, procesiona el Lunes Santo exhibiendo una datación que la ubica hacia 1715 y una de las facturas más meritorias de cuantas pueden contemplarse en Granada y el oriente andaluz.
Es la Imagen documentada más antigua que procesiona en Andalucía, haciéndolo el Lunes Santo y atesorando la mayor de las historias devocionales de Granada y los capítulos más fervientes que durante siglos se vivieron en la ciudad. Con una autoría casi rotunda a Jacopo Torni, discípulo del genial Miguel Ángel, es obra capital de la imaginería procesional española, una de las piezas más interesantes del Renacimiento y el crucificado en este estilo con más huella en piezas posteriores, pues está documentado que José de Mora se inspira en su acertada y naturalista anatomía para hacer el Cristo de la Misericorida. El Santo Crucifijo de San Agustín, es además el Sagrado Protector de la Ciudad de Granada, con un Voto a Perpetuidad que ha mantenido todos y cada uno de los años el Ayuntamiento desde 1680 hasta hoy, y parte de su devoción antigua y contrastada lo expresa su hermandad con uno de los cortejos más amplios de cuantos toman la ciudad en Semana Santa y el que registra mayor número de nazarenos. Se data entre 1520 y 1526.
Encarnado en la escena de la Coronación de espinas, el Señor de la Humildad es una pieza propia de taller, siguiendo muy de cerca los modelos de José de Mora y vertebrándose su ejecución en el primer cuarto del siglo XVIII. Destaca su muy cuidada y dimensionada testa sobre el modelado blando y poco acusado de su anatomía corporal. Procesiona el Martes Santo.
Una de las pocas piezas neoclásicas ejecutadas entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. De talla completa, lo que aumenta su valoración artística, responde al canon de dolorosa granadina aunque con un tratamiento severo y clasicista que no por ello le otorga la frialdad propia de su estilo. La Soledad de María procesiona el Martes Santo, pero el Viernes protagoniza una escueta y granadinísima procesión para acompañar la muerte de Cristo en el popular y devotísimo acto de las Tres de la tarde en el Campo del Príncipe.
Jesús de la Amargura es uno de los nazarenos más personales de Andalucía, con un ademán gestual propio y personal que le confiere una postura lacerante y expresiva, en consonancia con la plástica habitual del inmortal José de Mora. Habría que datarlo entre 1685 y 1699 y procesiona el Martes Santo sobre un paso clásico que ayuda más si cabe a la recreación barroca del conjunto.
Con poco más de una década en la Semana Santa granadina, cada Martes Santo desde su Hermandad del Santo Vía Crucis, la Virgen de los Reyes es una obra de escuela granadina debida al malagueño Antonio Asensio de la Cerda, fechable entre 1760 y 1770, que supone una revisión a los modelos de Pedro de Mena desde la óptica edulcorada del tardobarroco, quizás del rococó.
Ejecutada en 1718 por José Risueño Alconchez, es una de las pocas dolorosas que ha estado procesionando ininterrumpidamente por nuestras calles por espacio de casi tres siglos. Su calidad artística, fuera de toda duda, hacen de esta Imagen una de las obras más conseguidas de la expresión lacerante de María. Le acompaña un conjunto estético de reconocido mérito al que se suma una cuadrilla costalera llamada año tras año a la excelencia. Procesiona el Martes Santo, y me van a permitir que le diga, como antaño, LA VIRGEN DE LA SEMANA SANTA DE GRANADA. Y su nombre, ESPERANZA.
El Cristo del Consuelo, que ya fuera loado en su famosa "Saeta" por Antonio Machado, es el único crucificado de cuatro clavos que procesiona en la ciudad. Ejecutado en 1689 por José Risueño Alcochez, destaca la acertadísima policromía que lo distingue y el modelado blando y delicado de su anatomía. Titular de la Hermandad de los Gitanos, procesiona el Miércoles Santo.
Una de las Imágenes más valiosas de la Semana Santa granadina, pieza de Pablo de Rojas de fines del siglo XVI, es este Atado a la Columna manierista, con una incipiente muestra del barroco, poderoso paño de pureza, cuidada y estética anatomía y un contraposto elegante. Tiene una sugestiva espalda y escorzo que hacen de este Cristo del Miércoles Santo, pieza solemne de la devoción granadina.
De complicada fijación de autoría y datación, el Señor de la Meditación de la Hermandad de los Estudiantes responde al canon de principios del siglo XVIII que prosiguió la escuela granadina a partir de los modelos de Mora, pero edulcorando las facciones. Considéreselo como de la escuela de José de Mora, de hacia 1715; procesiona el Miércoles Santo.
Valiente y contemporánea obra del granadino Antonio Barbero Gor, de talla completa y anatomizado para su vestimenta. Jesús Nazareno, data de 1981 y procesiona el Miércoles Santo. Una de las obras contemporáneas más valederas de Granada.
Hacia 1680 se labró el Señor de las Tres Caídas, constituyendo pues, por mor de las intervenciones agresivas de otros Nazarenos de esta iconografía, uno de los más antiguos de su escena procesionando en Andalucía. Relacionado con el taller de los Mena, probablemente del tío de Pedro de Mena y continuador del taller de este toda vez que se marcha a Málaga, hoy como ayer sigue procesionando en torno al primer paso de Misterio (por antigüedad) de la ciudad, constituyéndose su primitiva hermandad en 1680, la de los Cocheros. Hoy, hace Estación de Penitencia el Miércoles Santo.
Hacia 1550 tuvo que labrar Diego de Siloe el sobrecogedor Atado a la Columna que bajo la advocación de Perdón procesiona el Jueves Santo en Granada. La obra, de un renacimiento rotundo, incorpora elementos de una intelectualidad escultórica que quizás lo alejen de los postulados actuales. Basándose en la "terribilitá" miguelangelesca, es uno de los flagelados más antiguos que procesionan en España.
La Virgen de la Concepción es quizás la aportación contemporánea más válida de Granada. Sin apartarse estridentemente de la herencia clásica, el granadino Aurelio López Azaustre apostó por contemporaneizar la iconografía de la dolorosa, con un resultado muy plausible. La Virgen, de 1979, procesiona desde el Monasterio Inmaculista del Albaicín el Jueves Santo.
Obra cumbre del arte barroco español, algunos de los más prestigiosos historiadores del arte lo consideran el mejor crucificado de este estilo en España. Ejecutado por el genio indómito de José de Mora en 1695, destaca su inimitable policromía. Presidió la Hermandad de Clérigos de San Francisco Caracciolo y hoy procesiona en la Madrugada del Viernes Santo siendo la Cofradía del Silencio la suya.
El Señor Yacente de la Hermandad de San Jerónimo recibe culto en la Cofradía Penitencial más antigua de la ciudad, fundada en 1561 y que está cumpliendo su 450 Aniversario. La obra, en la órbita de Diego de Aranda, es ejemplo de la escultura sacra renacentista, y una de las piezas de esta iconografía más antigua que procesiona en Andalucía.
La delicadísima y extraordinaria Soledad de Granada, es titular de la más antigua de nuestras hermandades penitenciales, fundada en 1561. La dolorosa, atribuida con cierto rigor a Pedro de Mena, habría que situarla en torno a 1680. De sus muy meritorios rasgos, destaca el gesto aristocrático y el empaque áulico de la misma. Pasa por ser una de las mejores dolorosas de vestir de la escuela a lo largo de los tiempos.
De un tamaño mayor al natural y próximo a los dos metros de envergadura, el Cristo de la Expiración continua el acervo cofrade de la Hermandad agustina de la Inspiración de Cristo fundada en torno a 1580. La obra, del maestro Domingo Sánchez Mesa, es fiel a los postulados de la escuela y una de las piezas del crucificado claves en la escultura contemporánea. Se gubió en 1943.
El Cristo de los Favores es una de las Imágenes de mayor calado devocional de la ciudad. Estaciona Penitencialmente el Viernes Santo. Fiel a los modelos manieristas, el crucificado debe datarse hacia 1580/90. Su autor, el PADRE de la imaginería procesional andaluza y maestro de Montañés, primer artífice en firme de la escuela granadina, Pablo de Rojas.
La Imagen de la Soledad, de la Hermandad del Entierro, es una talla completa cumbre del arte escultórico sacro español. De 1671, se debe a la gubia del genial José de Mora. Fue Titular de la Hermandad y Orden Tercera Servita de Granada. Procesiona el Viernes Santo.
Nuestra Señora de las Angustias Coronada, Titular que fuera de la Hermandad de los Dolores de la Alhambra desde 1780, es una piedad de talla completa y enorme plasticidad ejecutada por el considerado como último escultor barroco español, el granadino Torcuato Ruiz del Peral, hacia 1750. Procesiona el Sábado Santo sobre paso de plata inspirado en el Patio de los Leones de los palacios nazaríes. Fue coronada canónicamente el 21 de mayo de 2000.

4 comentarios:

Salva Fenoll dijo...

Hermano, y ninguna obra de Zúñiga?Supongo habrá sido un desliz, olvido u omisión involuntaria ;-)
Besicos
Salva Fenoll

Anónimo dijo...

Espero que se haga eco de la situacion que esta pasando en la cofradia del via-crucis. Me extraña que usted no este informado aun y si lo esta,que no haya dicho nada me parece muy raro. El lunes en en cabildo los policias nacionales se llevaron al señor hermano mayor escoltado de la iglesia. Espero que usted no haga oidos sordos de esto y haga vivavoz,no como los medios que no quieren mancharse las manos.

Un saludo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

En efecto conozco que la Hermandad del Vía Crucis está teniendo problemas de carácter interno, y como no soy hermano, considero que es algo que no puedo juzgar, ni siquiera llevar a opinión y mucho menos teniendo en cuenta que de cuanto he oído, no sabría valorar lo que es cierto de un bulo extendido.

Si se da cuenta, en esta Alacena se hablan de las cosas públicas, las que salen a la calle, las que son manifestadas. Puede ser un pregón, susceptible de valorarse. Puede ser una marcha, un trabajo costalero, una actitud pública de una hermandad concreta, asuntos litúrgicos o culturales... Pero jamás cuestiones de índole personal.

Primero, porque vulneraría el derecho al honor, podría incurrir en una comisión de falta y tal vez horade la tacha de alguien. Si la policía, como usted dice, se llevo al hermano mayor de los Cultos del domingo, me imagino que daría unas explicaciones, ¿no?

Ahora le digo yo: si quiere, con su nombre y apellidos y haciéndose responsable de cuanto escriba, estoy dispuesto a abrir la Alacena en el supuesto de que se esté vulnerando a una hermandad. Pero este espacio no es el "corazón cofrade", ni la "prensa morada", espero que me entienda.

Con todo, le agradezco la lectura y la participación y espero saber de usted.

Anónimo dijo...

Preciosa y acertada selección la que ha realizado usted de las grandes imágenes de la Semana Santa de Granada, aunque, sin intención de "enmendarle la plana" a un especialista como usted, creo que se ha dejado en el tintero a la Madre Ferroviaria...imagen dieciochesca a la que ultimamente se le viene relacionando con el quehacer del imaginero accitano Ruiz del Peral y que todavía mantiene en gran medida la policromía original con la que fue creada.
De cualquier manera quiero agradecerle su dedicación y empeño en dar a conocer todos estos temas relacionados con nuestra ciudad y especialmente con nuestra Semana Santa. Gracias.
Jesús de Graná