Visitas

sábado, 30 de octubre de 2010

Batalla del Salado

Fue una de las operaciones militares más trascendentes de la época. Desde que fuera conquistada la península en el año 711, las incursiones musulmanas y las entradas militares africanas vía marítima no dejaron de sucederse. Seis siglos continuados donde los pueblos emirales, califales, los almorávides, los almohades y tribus norteafricanas azotaron las tierras cristianas de la piel de toro. Y un 30 de octubre de 1340, justo cuando hoy se cumplen 670 años, Alfonso XI de Castilla y el rey portugués, plantaron cara a los guerreros del Corán y ganaron en la cuenca del río Salado, en Tarifa, para desde entonces asegurarse paulatinamente la recuperación de las tierras de Hispania para Castilla y la cristiandad. Porque esa es la historia, sin cuentos ni mentiras de civilizaciones aliadas y que supieron convivir.

viernes, 29 de octubre de 2010

Destrucciones francesas en los barrios de San Juan de Dios, Magdalena, San Antón y las Angustias


Barrio de San Juan de Dios: 3 destrucciones… Pero habrá que lamentar siempre la inquina y lesividad con que atacan el principalísmo y nombrado Monasterio de San Jerónimo.

*Santuario del Perpetuo Socorro: el entonces oratorio filipense, fue usado por los invasores como parte de la administración civil. Iglesia y sacristía se destinaron a Comisaría de Policía, a cuyo frente estaba el temible afrancesado Antonio Falces, traidor de la Patria. En la casa filipense se ubicó el cuartel de gendarmes, no sin antes desproveerla de toda decoración. Se echaron abajo sus torres, se saquearon retablos e imágenes y se empleó el mármol de los altares del crucero para el palacio de Falces y la solería se arrancó. Hubo que reconstruir la cúpula.

*Monasterio de San Jerónimo: fue saqueado el mismo día de la entrada de los franceses a Granada. Se hurtaron los vasos sagrados y todos los elementos litúrgicos; el convento se destina a cuartel y la iglesia a granero. Con las rejas de las capillas laterales se hacen balas y se derruye la sacristía para aprovechar su madera. Se profanaron los restos del Gran Capitán, destruyéndose las cuarenta banderas (tantas como batallas ganara) que lucían en la nave central. Después, demolieron el tercer claustro y la torre de campanas, con la que construyen el Puente Verde sobre el Genil. Con los monjes expulsados, pasa a ser caballería militar destrozando los pabellones y salas del Colegio de Música y Latín para reconvertirlo en picadero.

*Colegio de San Pablo: Expolio de piezas artísticas y remodelación de los patios anexos a la Iglesia para dependencias educativas.

Barrio de la Magdalena: 3 destrucciones, y como en otras ocasiones, al patrimonio religioso se le suma una edificación de profundo calado histórico y cultural en el pueblo español.

*Convento de Trinitarios Calzados: Derribaron los invasores las casas adosadas a los costados sur y oeste, destruyeron la hornacina del claustro cercano a la Calle Tablas, desmontaron la armadura de la nave de la Iglesia y desolaron el claustro.

*Coliseo o Casa de Comedias: destinan el edificio a cuartel para las milicias urbanas, habilitándose la parte baja para locales comerciales de franceses y afrancesados, desfigurándose su estética y piezas originales.

*Convento de Trinitarios Descalzos: desmantelamiento de esculturas sacras, desmontaje de las cubiertas de madera del claustro superior, destrucción del traspatio y venta de sus bienes muebles.

Barrio de la Virgen: 4 destrucciones patrimoniales que además afectan a la principal devoción de la ciudad, la Virgen de las Angustias.

*Beaterio de Recogidas: confiscación del edificio, expulsión de la comunidad y sus protegidas, destrucción del edificio que se convierte en casa de vecinos y granero y la iglesia se usa como cochera.

*Cruz de las Angustias: Derribada para facilitar el tránsito rodado en la zona que actualmente llamamos Embovedado.

*Fuente de las Angustias: ubicada frente a la Basílica, se derruyó en 1810 para otorgar más espacio al lugar.

*Monasterio de San Basilio: usado como cuartel, la iglesia como carbonera y las dependencias anexas como cocheras militares, se destruyeron las celdas, derrumbaron claustros, usaron las puertas y armaduras para leña y expoliaron retablos y pinturas.

Y así acabamos un recorrido que a lo largo de cinco días nos ha servido para precisar las abundantes pérdidas patrimoniales, daños morales y por supuesto, vejaciones culturales que infringieron los franceses… Porque atacan la cultura estética de una nación, y especialmente sus manifestaciones, haciendo que el tópico de la progresía intelectual que traía Francia, se desmorone.

jueves, 28 de octubre de 2010

Destrucciones francesas en los barrios de San Matías, San Lázaro, San Ildefonso y Cartuja

Barrio de San Matías: 3 destrucciones, donde destaca la saña con la que se emplean los franceses en un convento femenino, algo poco frecuente ya que el blanco de expolios y exclaustraciones solían ser las comunidades masculinas.

*Convento de Carmelitas Calzados: lo destinaron los franceses a cuartel, la iglesia pasó a ser almacén de paja, expulsaron a los carmelitas y desmontaron las piezas de valor del Claustro Viejo. Igualmente, se cegaron puertas y ventanas y se emplearon las rejas y elementos metálicos en la hechura de proyectiles.

*Convento de Sancti Spiritu: demolido a conciencia, no se respetaron de este ni la solería, lo que huelga decir, que las monjas dominicas fueron expulsadas.

*Convento de San Francisco (Casa Grande): los franceses demuelen la Iglesia y la residencia. Acaban con las yeserías de la Capilla de la Virgen de la Paz. Funde las rejas de las capillas laterales. Destinan las edificaciones a usos cuartelarios.

Barrio de San Lázaro: 2 destrucciones, que demuestran que la soldadesca napoleónica pretendía erradicar las costumbres españolas, desde las religiosas a las culturales, caso del mundo del toro que fue abolido durante años hasta que José Bonaparte entendió que flaco favor le hacía a su Gobierno prohibir corridas y fiestas taurinas.

*Plaza de Toros: la prohibición francesa de celebrar corridas, festejos y lidias paralizan las actividades de la Real Maestranza y precipitan el abandono de la primitiva plaza, construida en 1763-68.

*Convento de Capuchinos: fue cedido al afrancesado y traidor de la patria Antonio Falces. Este lo convierte en su palacio, derribando para ello los claustros y dependencias en torno a los mismos que existían.

Barrio de San Ildefonso: 2 destrucciones patrimoniales; la segunda fue tan maltratada que hubo que rehacerla de nuevo, la imagen que ofrezco, ya que de la ermita original ningún testimonio nos queda.

*Convento de Mercedarios Calzados: utilizado por los napoleónicos como cuartel, estos arrancaron las gradas de la Iglesia, echaron abajo el compás y requisaron los bienes muebles de metales preciosos.

*Ermita del Cristo de la Yedra: cayó en 1811, perdiéndose todo su patrimonio mueble exceptuando el Cristo que le dio nombre.

Barrio de Cartuja: 1 destrucción que se detalla a continuación...

*Monasterio de la Cartuja: respetado en su fábrica al destinarse a Museo Civil, sí que requisaron su Sagrario, de mármol y metales preciosos, ubicado bajo el rico templete del Sancta Sanctorum, a la vez que destruyeron reliquias e hicieron acopio de trabajos de eboraria, plata y taracea.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Destrucciones francesas en el Realejo y el Centro de la ciudad

Barrio del Realejo: 5 son las destrucciones que encontramos y donde de nuevo se refleja que las tropas francesas poseían un anticlericalismo absoluto, como prueba que el patrimonio perdido es todo sacro.

*Convento de Santa Catalina de Siena: expolio de puertas y ventanas. Destrozo de las rejerías del Coro y Locutorio. Hurto de piezas litúrgicas.

*Iglesia de San Cecilio: Desmontaje y destrucción del Retablo Mayor, cuya madera se usó como leña.

*Convento de los Mártires: usado como cuartel, las dependencias monasteriales sucumbieron en pos de una fortificación que unía esta colina con la Alhambra. Se perdieron las huertas y los tapiales externos. Se robaron piezas litúrgicas. Los monjes fueron expulsados.

*Convento de Mercedarios Descalzos: exclaustración de la comunidad religiosa y venta de las piezas de orfebrería (fueron fundidas) para obtener liquidez económica.

*Convento de Santa Cruz la Real: instalan en este los franceses un cuartel de caballería, arsenal y usan celdas y dependencias para custodia de prisioneros. Las rejas las emplearon en balas, roban los cuadros del claustro principal, cuyos diseños habían sido dados por Alonso Cano y levantan la solería barroca de pasillos y comunicaciones del claustro alto. Se perderán las habitaciones del noviciado.

Centro: 8 pérdidas patrimoniales se registran en la que se considera la Medina de la ciudad, es decir, lo que hoy entendemos como el centro histórico absoluto de Granada. A lo religioso, se suma el monumento que traigo inmediatamente. Una pieza del siglo X de la que no tuvieron piedad.

*Puerta de Elvira: las tropas napoleónicas arrancan las puertas de hierro forjado, derriban machones laterales, rasgan y arruinan el lienzo de Nuestra Señora de las Mercedes que se cobijaba bajo el arco de ingreso y dañan voladizos de la muralla anexa a la puerta.

*Casas de la Inquisición: expolio del archivo y desmembración de la armadura para usarla como leña.

*Convento del Santo Ángel: expulsión de las religiosas, demolición en 1810 de la Iglesia trazada por Alonso Cano, destrozo de la solería conventual para enlosar placetas públicas y robo de once de los doce cuadros pintados por Alonso Cano.

*Cruz de Plaza Nueva: retirada y empleada como material de acarreo.

*Pilar de Plaza Nueva: desmontan las tropas francesas las gradas que antecedían la obra para dotar de mayor espacio al enclave.

*Colegio de San Fernando: usado como acuartelamiento de milicias populares, fue clausurado y sus escribanías fundidas para obtención de bienes.

*Colegio Eclesiástico: se enajenaron sus bienes, desmontándose los capiteles visigodos que de vendieron en rastros públicos.

*Convento de Agustinos Calzados: exclaustración de los frailes, venta de piezas litúrgicas y empleo de dependencias para almacenamiento de granos. El patio al que daban las celdas fue derruido y convertido en un solar.

martes, 26 de octubre de 2010

Destrucciones francesas en la Alhambra y el Albaicín

Empezamos el recorrido de pérdidas con doce edificaciones que las repartimos entre Alhambra y Albaicín. Si los franceses son cruentos con el patrimonio sacro, el atractivo ya entonces del que gozaban los palacios nazaríes será el argumento empleado para el intento de destrucción que de haberse perpetrado, pasaría a la historia como el atentado artístico más grave de los tiempos.

Barrio del Albaicín: un total de 6 edificios arruinados, donde especialmente dura sería la furia anticlerical y la pérdida de las comunidades religiosas que de ahora en adelante no recuperarían su lugar ni su labor. Este es el listado.

*Convento de la Victoria: destinado a cuartel, los franceses protagonizan la destrucción de la Capilla del Titular, San Francisco de Paula y expulsan a la comunidad que más nunca regresaría. El progresivo abandono a causa de la invasión gala, arruina definitivamente la edificación, que es echada a bajo en 1870.

*Convento de Agustinos Recoletos: el cenobio, convertido en cantera, fue usado para levantar la empalizada de San Miguel Alto. Igualmente desmontaron las armaduras de bóvedas y capillas para usarlas como leña. Saqueado el huerto y expulsada la comunidad, el deterioro no se hizo esperar y hubo que derruir el conjunto en 1839.

*Oratorio del Santo Cristo de la Fuente: la irreligiosidad francesa propició que esta pequeña ermita consagrada en Plaza Larga a un Cristo pétreo que fuera adorno de fuente pública desapareciera víctima de las reformas urbanas que propugnaron.

*Iglesia de San Miguel Alto: en febrero de 1810 los invasores derribaron el templo, que se sustituye por una fortaleza para baterías de artillería. El 17 de septiembre de 1812, al marcharse, detonaron todo y arruinaron espacio, entorno y enclave.

*Convento de San Antonio y San Diego: Expolio de piezas patrimoniales, desmonte del compás de acceso a la Iglesia y de los pilares de ladrillo del claustro de dos pisos. Tras ello y con la exclaustración, en 1835 se derriba la zona conventual y en 1863, la Iglesia.


*Capilla del Cristo de las Azucenas: con objeto de aportar fluidez al entramado de calles formado por el adarve de la Sultana, el Arco de las Monjas y la placeta donde estaba la construcción, los franceses derribaron la Capilla.

Alhambra: 6 destrucciones... Minado todo el conjunto la noche del 16 de septiembre de 1812, horas antes de la salida de los invasores de nuestra ciudad, soldados del Cuerpo de Inválidos del Ejército Español se dieron cuenta de las intenciones de los franceses y pudieron abortar el que iba a ser un polvorín que destruyera todo el conjunto de la Alhambra...


*Palacio de los Abencerrajes: destruido por la detonación de la madrugada del 17 de septiembre de 1812, jornada en la que los franceses salen de Granada.


*Convento de San Francisco: convertido en espacio militar, fue exclaustrado y perdió la galería adosada al campanario y la sacristía. Con la incursión francesa empezó un deterioro del que lo salvó Mariano Contreras en 1899 y Torres Balbás en 1923.

*Casa de las Viudas: empleada para la fabricación de estameñas, fue derruida por los franceses.

*Ermita de la Alhambra: derruida con el fin de usar sus materiales para fortificar la Alhambra ante escaramuzas de las tropas españolas.

*Castillo de Santa Elena: lo usaron los franceses como trincheras, instalando en las partes no derruidas baterías y cañones que desvirtuaron los restos patrimoniales.

*Puerta anexa a la Torre de los Picos: los soldados galos la perforaron para detonar minas y echaron abajo parte de su estructura como medida de fortificación.