Visitas

viernes, 15 de enero de 2010

Carnaval 2010

Porque llevamos un año esperándote... y mira que de un año a otro, pueden dar vueltas la vida. Pero tú sigues igual, inmutable, inamovible, firme y deseado como aquel lejano 1993, cuando me enganchaste con un puñado de "Miserables" que vi a escondidas de mi madre.

Desde entonces te he llevado como bandera, envenenado, solícito, enfermo de ti. He buscado a tus poetas y me he dado de bruces con las verdades insondables de los que te hacen posible. Y ya has llegado, y no perderé oportunidad de estrenarme en tu estreno de esta noche, con los oídos limpios y la cara de niño de todos los años, desde los mismos primeros compases de tu nacimiento.

Y me acordaré, como llevo haciéndolo tantos días ya, de aquel que me contagió de muerte, que todo lo que me ha enseñado ha sido bueno. Y me veré de nuevo cantando como los grifotas de Yesterday a la vera de mi hermano Paco Estarli. Y también rememoraré aquel mágico verano de 2006, cuando éramos cinco y no tres, y mi compadre Gerardo y yo festejamos aquella "Q" de calidad cantando letras de "Parias" y riéndonos de puritanos que pidieron el fuego eterno para ambos.

Y me acordaré de cuantas veces me sonrojé, de ida hacia Almería, con esa por la que bebí vientos y me hizo enamorarme de Juan Carlos. ¡Aquello, ahora me doy cuenta, sí fue amor! Ya no sé si me enamoré, descúbrelo, si de Juan Carlos o de la de cabello castaño y pecas como poemas a la Caleta.

Y me acordaré de la escarcha de mañana en los campos de Iznalloz, mientras mis hermanos, los míos de siempre, los de Agustinos, soportaron en ese casette antediluviano mis gorgoritos al compás de "La Niña de mis ojos". Y las veces que a mi amiga Natalia le canté por "Los Americanos". Y de cuantas veces dejé mi campus silbando pasodobles de "Calle de la Mar".

Y se me escaparán dos lágrimas, "verdaderas como la tierra", cuando vuelva a oír a Javier Ruibal, como aquella mañana de febrero de 2007 (quién volviera a febrero de 2007), antes de irme a grabar a la radio, mientras no cupe en mí de gozo y por las orillas del río Genil, iba diciéndome a mí mismo y a los pocos que me cruzaba (con ojeras, como yo, ellos de alguna discoteca, yo de haber vivido otra final) que "si llego a saberlo, antes de venir, me quedo en Montevideo". Y cómo me alegré de que un primo mío tuviera sus raíces, nada menos, que en la verdadera Araca, allí cuando la dejó en su primera patria (primo, tú y yo, pisaremos juntos el Uruguay, y brindaremos por nosotros).

Y cuando Juan Manzorro nos salude a través de Andinfo (que por allí se contaban los boletos y desarrollos, ja, ja, ja... Y el que lo pille que sepa de qué va esto) me estallará el corazón, como cuando crucé el Arco de San Rafael, y me bombeará todo como me bombea cada vez que inspiro la sal que se mete por las ventanillas del coche, sobre el Puente de Carranza; y me acordaré de mis amigos los hermanos Morente, que siguen de luto por la marcha del Niño de Santa María, y me veré cantando estribillos en el coche de mi hermano Antonio González, por caminos de vega en aquel Motril del verano, y abrazándome a Víctor y a José Manuel Román en la Calle Navas, mientras decíamos "que se quedó pendiente la victoria de los Parias"...

Y al fin, este convencido, te tendrá que decir, Juan Carlos, que tiene muchas ganas de pedirte disculpas cuando te dijo, en esta misma Alacena, hace casi un año, que lo decepcionaste, porque fue mentira... Porque me decepcionaste sí, pero por no haberme regalado una final que sin ti ni fue final, ni nada... Porque este que desde "doremifasoleando" es de don Antonio Martínez Ares, se siente de un filósofo esteta como tú, y se consume ya porque este próximo lunes, 18 de enero, suene a "bohemia sus noches", y hasta entonces, te dirá Juan Carlos, que no me has decepcionado ni la mitad que otras personas, que nunca me has mentido, y que como tú, tengo muchas ganas de irme cada noche a la cama con mi "soledad", que me llena la cama y me espera en "cada puesta de sol", porque con ella y en la cama, "ha sido donde se han cumplido todos mis sueños".

Y hasta que no llegues, lunes 18, seguiré imitando al gran Ramoni, porque yo los Carnavales, los aprendí en la calle... Y este 2010, mi Selu, el señor pregonero, será al fin primer premio (que nunca ha dejado de serlo), y tú Juan Carlos, sigue "perdonando a las mujeres desde tu raza de hombre". Hazlo por mí, que yo te seguiré donde quieras, pero prefiero seguir "aspirándome la vida" en cada verso, sabiendo que en Lominchar, en Motril, en Granada... tantos como yo, "siguen buscando los defectos y los encantos" de todo, y no les queda más piel que la que está llena del veneno del Carnaval.

Y a quien no le guste esta entrada (que hay gente pa tó), pues vaya diciendo "ole" como le diga la María del Falla, y que no olvide, que "aquí hay que mamar".

4 comentarios:

Christi Passio dijo...

jopetas, y yo escribiendo algo parecido en mi blog, jajajaja... te dejo la entrada y te la dedico... me has alegrado la mañana, porque pensamos muy parecido en estos aspectos carnavaleros y he tenido mas de una discusión familiar, por estos temas entre aristas y juancarlistas... y es que mi mujer es mas de Ares.. y yo soy mas del carnaval en estado puro, así que me gusta tó, como al Yuyu...

http://bajolaoscuridaddelfaldon.blogspot.com/2010/01/noches-de-bohemia-y-de-ilusion.html

Un abrazo DAVID... y gracias

Varadepalio dijo...

oleeeeeeeeeee oleeeeeeeee y oleeeeeeeeeee y el que no diga oleeeee que se le seque la hierbabuena jejejejeje... que ganitas de carnaval uffff ya empieza lo bueno, espero que todos disfrutemos del mejor carnaval que hay, un abrazo.

P.D: me ha encantado David

El sobrino dijo...

YO se que algun dia la calle, el reino de la calle donde di mis palabras no tendran mas gobierno que la libertad...
Que buenos ratos de verdad David acordandonos de las fiestas nacionales jeje

Pitu dijo...

Hermano, te ha costado un año en olvidar tu desengaño con Juan Carlos, pero al final lo has hecho.
Ya te decia yo que el artista es el artista...
Un abrazo rey.