Visitas

domingo, 17 de enero de 2010

2ª Sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Noche de cinco chirigotas, cuatro comparsas y un coro la de esta segunda sesión de preliminares, que arrancaba esta vez sí con cierta puntualidad. Y es que a eso de las 21:04, inauguraba la jornada el coro gaditano Las reinas del Pópulo de Fernando Migueles con varios segundos premios y un primero en 2006.

Conocido como el coro de los Niños, procuraba un homenaje a las chirigotas ilegales. Una entretenida presentación dio paso a dos soberbios pasodobles, el primero una envenenada crítica a esos jurados que no terminan de ejercer por derecho su labor en el Falla, y un segundo pasodoble que recordó a los políticos y marineros del Alakrana, que a pesar de su cacareado independentismo, han sido los españoles de los que reniegan los que pagaron el rescate. Con merecimiento, deberá llegar lejos este coro.

Tras ellos, el estreno de la chirigota de Alcalá de Guadaíra, Autoescuela echa el freno, Madaleno. Volvían al concurso tras seis años de ausencia y en su popurrí, un recuerdo a la presentación de Los Piratas de Martínez Ares y un guiño muy cofrade que hizo las delicias de un teatro que colgó el cartel de “no hay billetes”.

A las 22:10 le tocaba el turno a la primera de las comparsas de la noche, (y hacía aparición Javi Lacave dejando en el Carranza al Cádiz empatado a cero) la gaditana De par en par, con letra de Juan Gómez Milones (que participa en la música junto a Luís Domínguez Ripio, su representante legal) y también como autor, Yasser Yagoub. Con estas premisas tan poco tópicas, era de esperar lo cortita que resultó. Nada agradable ni presentación, ni pasodobles, ni cuplés, ni el popurrí (donde hubiéramos agradecido que no desafinaran tanto).

Con este mal sabor de boca, recibíamos desde el Puerto de Santa María a Los ositos de peluche (chirigota mimosa gaditana) con la figuración y atrezzo más grande que recuerde el que suscribe y un repertorio de categoría, al que se le unió una muy aplaudida rubia de figuración.

A las 23:25, antes de que alcanzáramos el descanso, la sin duda actuación de la noche, la muy esperada comparsa del genio veterano Antonio Martín, 14 veces primer premio, 42 años de concurso y defendiendo el primer puesto de 2009. Con estas premisas, llegaban Los Caballeros de la Piera Reonda, recibidos a voces de “¡los mejores!”. Presentación donde el genio Pacoli dejó muestras de un soberbio punteo; pasodoble primero en el que Cádiz es de cine, pero no por culpa de la escapada de unos toros. Y el segundo pasodoble, poesía pura para el asunto de la ley del aborto. Estribillos a la manera de “La mare que me parió”, incluso con el segundo cuplé que volvió a recordar a la alcaldesa de Jerez. Y un popurrí titánico, que como decía en una de sus cuartetos, y haciendo el símil, fue bonito para rabiar... Para mí, ya está en la final. Pero eso sí, muy, muy, muy iguales que el año pasado.

Tras ellos, otra agrupación que refuerza el enorme alcance del carnaval gaditano, venida desde el jiennense Martos, El sueño de febrero, comparsa mixta que se estrenaba en Cádiz y hacía una notoria presentación, unos muy correctos pasodobles, especialmente el segundo, soberbio, y en fin, una grata sorpresa para estos noveles que defendieron con calidad su actuación. Cuidado, buenos pero como no los esperáramos así.

Desde Sevilla, pero con la impresionante ayuda en música de Selu García Cossío, Julio Pardo y el Canijo de Carmona, Los pre-paraos, la chirigota de los famosos, que entre otros se componía del moranco César Cadaval, del director deportivo del Sevilla, Monchi, del humorista televisivo, Pepito el Caja, el afamado compositor Paco Lola, el cantante Arcángel y del músico José Manuel Soto, con figuraciones tan famosas como la “Debo” de Omaíta, Jorge Cadaval... Y se recibía nada menos que a gritos de “¡Tú sí que vales!”. Presentación imitando la de Juan Carlos Aragón del 2009. Nada más que haciendo tipo, reventaban el Falla y graciosos estuvieron tela desde el primer instante. El teatro no paraba de jalearles, el moranco de arte. No me reía tanto desde hacía mucho tiempo. Inmenso el estribillo: “la crisis no se nota, que no se nota. Pues a ver qué carajo hacemos tantos artistas, en una chirigota”. Ese inicio de popurrí por Carlos Cano, no se podía hacer mejor; los mejores de la noche. ¿Ahora qué van a hacer las demás chirigotas? Hombre, es muy especulador y pretencioso, pero, ¿serán primer premio? Hasta Carlos Herrera y Mariló Montero se desplazaron para verlos. De gran categoría.

De nuevo hueco para el Puerto de Santa María con la comparsa La conciencia del carnaval, de unos jovencísimos componentes que se estrenaban en la modalidad de adultos. No es fácil pisar esas tablas y menos a ciertas edades, pero como ellos mismos decían en su estribillo: “mejor nos vemos en la calle”. Pues sí, hubiera sido mejor.
Se despedía la noche con una chirigota de Cádiz que por segunda vez como grupo pisa el Falla: Los agujitas de oro, con una presentación incomprensible eso sí, a ritmo de Los Trasnochadores del año pasado, comparsa de Bienvenido que ha sonado 2 veces en la sesión. En resumen, una jornada que se despedía a las 02:33, y que ha sido del Coro de los Niños, de la comparsa de Antonio Martín y la soberbia chirigota Los pre-paraos.