Visitas

viernes, 22 de enero de 2010

7ª Sesión de Preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Caída una de las agrupaciones planteadas para el día de hoy, la comparsa onubense de Valverde del Camino, La clave (al parecer por enfermedad del punteado) se quedaba la sesión en nueve grupos, o lo que es lo mismo 4 chirigotas, 3 comparsas, un coro y un cuarteto. Un tercio de entrada en el Teatro, que es sintonía de la calidad de la jornada.

Nueve y seis minutos de la noche y turno para el coro sevillano Un coro de lunares, caracterizados como selenitas, o lo que es lo mismo, habitantes de la luna tal y como el cineasta Meliès hizo en su mítica película. Elegante tipo pero mala afinación. Presentación chirriante, primer tango a la emigración, se agradece el por la dedicatoria a Martínez Ares, cuplé sobre la confusión que genera su tipo, gracioso, un segundo ininteligible y tópico popurrí. En su descarga, que es un grupo joven escindido de otro sevillano.

Chirigota de Nerva, en Huelva, de estreno en el concurso que se nos titulaba Si me ves correr trata de seguir mi ritmo, por lo que se trata de unos artificieros que proponen su tipo en una presentación escueta y justa, como el atrezzo, con menos inversión que el de un ciego en novelas. Pasodoble a Nerva, una letra verdadera donde denunciaban que para ser independientes no hay que poner bombas, en alusión al terrorismo vasco. Cuplés más cortos que el que suscribe y un popurrí con una segunda cuarteta pasable. Al término, cuando el público empezó a corear “otra, otra”, me recordó a las orquestas que contratan los pueblos para sus fiestas patronales.

Algeciras traía la primera comparsa de la jornada, a las diez y cinco minutos de la noche, con un grupo que suele llegar a la siguiente fase. Menudos bibliotecarios, ratones de biblioteca, con un muy cuidado atrezzo, y una presentación de mucho sabor chirigotero explicativo del tipo. Primer pasodoble que narra su vida en la biblioteca, con obras de Lorca, o libretos de coplas de Cádiz con los que reivindican que el Carnaval también es cultura. El segundo pasodoble, puro 3x4, a capela, sin acompañamiento de cuerda es toda una oda a la copla de siempre, la de taberna, la de Algeciras y de Cádiz, pasodoble fresco, distinto y muy bien tratado. Primer cuplé donde nos cuentan qué libros suelen roer estos ratones, como el libro de Arguiñano o el Kamasutra. El segundo, sobre el sorprendente olfato de un perro. Estribillo animoso, trabalenguas gaditano muy rítmico. Difícil que disgustara algo de este popurrí, pero me quedo con la cuarteta en honor a Juan Ramón Jiménez. Esta gente tiene que pasar, sin duda.

Ya saben ustedes que este que escribe en su Alacena y el género del cuarteto no nos entendemos. Así que por mucho que se trate del cuarteto de Gago, este año Los cuartetos también lloran, el abajo firmante se marchó a repostar, realizó sus ejercicios de restauración estomacal y consumo masivo de nicotina, breve paso por el water close y a descansar los oídos

Antes del descanso, la esperada del día: Los empapaos, chirigota gaditana del veterano Manolín Gálvez. Del autor se recuerda El Código Daviñi, tercer premio hace dos años. En esta ocasión, reproducen a los gaditanos del terremoto de Lisboa, ante la Iglesia de la Palma. Simpaticona presentación y un segundo pasodoble emotivo, donde un hombre de edad se enfrenta a una entrevista de trabajo. Cuplé para Ángel Cristo y para las citas por internet. Popurrí corto y coreado, pero al popurrí le faltó ritmo. Buenos figurantes. Tenía buenos golpes, sí, muy viñeros. El aplauso más cerrado de la noche para los de Gálvez.

Se regresaba del descanso a las doce y cuarto de la noche, con la comparsa mixta (digamos mayoritariamente femenina) de Puerto Real Volar y soñar, de estreno en el concurso, aunque algunos integrantes ya pisaron el concurso en su edición juvenil hace unos siete años. Presentación desigual, con una primera parte de buena música y letra y un final chirriante. Cantan flojito. Tipo bohemio para unas neo hippies. Primer pasodoble bien construido con su carga de denuncia y alusiones localistas al alcalde de Puerto Real. En el segundo una letra contundente para recordarnos que a base de prohibiciones, parece que España vuelve a épocas de la dictadura. Muy bonito el atrezzo, que recrea un paisaje otoñal. Sigo sin pillar el primer cuplé pero el estribillo, rítmico, tiene su regusto. El segundo cuplé, revisión actual de Gran Hermano, gustos femeninos, programas de corazón y un ansia por dejar de ser madridista, visto lo visto. Ninguno tenía gracia, pero la letra bastante correcta y bien cantado todo. Al tiempo del popurrí me estaba resultando el mejor grupo de mujeres de lo que llevamos de concurso. Me gustaría verlas en otro pase.

De manera que era hora para que la chirigota sevillana El batallón del Neoclor comenzara su actuación con los nada halagüeños precedentes de haber sido la peor valorada en 2009 de su categoría e históricamente, la chirigota con la puntuación más baja de la historia del concurso. Con el tipo de chabacanas señoras de limpieza, esta será otra presentación sin pena ni gloria, aunque eso sí, este año ya tienen quienes los superen y no serán los peores valorados. Primer pasodoble donde se defienden de las críticas del año pasado, arguyendo que no hay derecho a criticar el esfuerzo de meses. Puestos así, hay cosas que de verdad no tienen derecho, como tener que estar al filo de la una de la madrugada oyendo con hambre de febrero un concurso que deberá plantearse si tienen todos derecho a formar parte de él. Dicho esto, el segundo pasodoble (las rimas de alumno de primaria) puesta en valor del papel de una madre y sus tareas y preocupaciones con su hijo. Criticados el año pasado por sus muchos tacos en la actuación, decidieron meter dinero en una hucha con cada taco y con lo recogido se han podido ir a Punta Cana. Obsesión con la actuación de 2009. Algo soez el estribillo (“pa que luego digan que mi marío no me echa polvo en to los rincones”). Mejoran en el popurrí. Una mujer forma parte del grupo. ¿A esto se le llama también mixto? Estaba embarazada, por lo que nuestra enhorabuena y que vaya todo muy bien (parto y demás se entiende)

Estreno también para la chirigota de Bailén Se buscan donantes, en el tipo de vampiresas atrevidas, con una presentación que no escatimó en dosis de ordinariez, aunque con lo que hemos sufrido hace un rato, esta afinación parecía haberla hecho el mismísimo Wagner. Buena entonación y voz en el primer pasodoble, dedicado a Cádiz por parte de esos doce venidos del Santo Reino que cumplen su sueño de cantar en el Falla. Abusan de tacos en el segundo pasodoble que critican el desempleo, la subida de la hipoteca, la avaricia de los bancos y el susto de la gripe. Buena letra. Cuplé donde se va convirtiendo en distintos personajes según la situación, otro sobre los problemas de ligar de esta vampiresa. Siguen superándose en cuestiones de tacos; y demasiado explícito el estribillo, falto de elegancia. A lo largo del popurrí aprovechan para recordarnos el tipo y apelan a un humor fácil. Bueno lo de las fiestas de día y la fiesta de la cruz a las que acudieron.

Horrorosa la espera para escuchar la comparsa de Jesús Monje. Los tracatrá, con tipo de payasos percusionistas, iban a traernos la mejor afinación y música en el día, con dos coplas muy bien versadas, una en referencia a la gestión del Gobierno a lo largo de 2009 que ha supuesto un año para olvida, y una segunda para una niña que va creciendo y así lo recuerda su padre. La música de los cuplés apoyada en parte de sus atrezzos (cubos, botellas, a lo Rivero en 2009) muy buena. El primero para un ligue de una noche y la primera experiencia en estas lides, estribillo corto y rítmico y segundo cuplé para una prima con la obsesión por casarse (¡ay, no es la única!). Popurrí muy musical y fresco. Lástima que el teatro anduviese vacío y les tocara tan tarde actuar.

Decía adiós esta séptima sesión algo huera a las dos y veintidós de la mañana. He leído ya varios comentarios de gente que sabe de esto, quejándose de un concurso donde todos tienen cabida, donde se permiten grupos (algunos) sin la más mínima calidad, y excesiva cantidad de partícipes (162) que obviamente, eleva las posibilidades de encontrarse con todo tipo de grupos horripilantes. No sé si la cantidad es positiva; si es preferible primar la calidad; si es este concurso el que debe prevalecer. Yo hoy, no resalto nada. No me ha decepcionado en nada la chirigota de Manolín Gálvez, y Monje ha sido lo más destacable, pero... esto no se resiste. Suerte que mañana, les toca el turno a “Los Santos” de Bienvenido.

1 comentario:

Christi Passio dijo...

Si señor... llevamos un par de sesiones de traca.. jajaja... vaya tela, el gago pa´charlos anoche. Y lo mejor sin duda "La Viña"... a quien le gusten estas cosas no puede obviar jamás a las chirigotas viñeras con solera, y esta es una de ellas... y Manolin Galvez, aunque ya bien se sabe que es de otra generación muy distinta a las que campan ahora a su ancho por la Caleta caletera, nunca deja con mal sabro de boca al buen aficionao...

Esta noche Los Santos de Bienvenido nos dejaran por las tablas del falla su devoción hacia Cádiz... y esta gente, con lo bien que cantan y con ese pellizco que recuperaron de aquellos angelitos, seguro que nos dejan una gran comparsa, de las esperadas ya en estos últimos años... ahora solo cabe una pregunta... ¿¿a que sonaban las comparsas de antaño de Tino y Bienve??... ¿¿a Tino??.. ¿¿o a Bienvenido??... ahí te lo dejo, monstruo...