Visitas

jueves, 28 de enero de 2010

13ª sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Lo siento si son supersticiosos porque lo cierto es que esta sesión ha sido la número trece de las 16 de esta fase. Con 4 chirigotas, con 4 comparsas, su coro y su cuarteto, más recuperado de público el Falla que otros días, aunque sensiblemente menos que otras jornadas, arrancaba la fiesta de la libertad y el arte en el palacete de ladrillos que es el teatro.

Nueve y seis minutos de la noche. Eduardo Bablé presenta a los neófitos coristas de Puerto real Los muertos del coro. Blanco predominante en estos fantasmas con una presentación descriptiva, tango a los coristas en la memoria, uno más enconado con la clase política, primer cuplé para la alcaldesa, otro para el presentador de un programa de televisión (ciertamente insulso, no el presentador, el cuplé) y un estribillo estridente. Del popurrí, destaco la cuarteta con música de Joaquín Sabina. Fallos de vocalización y abuso de graves en las voces.

Nueva presencia de la provincia de Sevilla con la chirigota Los tontotienda en el intento de hacer bueno el dicho taurino de que no hay quinto malo (y este es su quinto concuso). Vienen de Écija imitando vendedores de la teletienda con chillona vestimenta. Su primer pasodoble recuerda todo un concurso, con las cosas de las que ellos adolecen pero con intactas ganas de seguir en él. El segundo es para Marta del Castillo (q.e.g.e.) y da paso a unos cuplés bastante conseguidos y un estribillo a recordar. Del popurrí, cuartetas notorias que dejan en buen lugar al grupo.

Comparsa de Ronda que sabe ya cuatro veces qué es este concurso y con refuerzo del ex componente de Antonio Martínez Ares la que iniciaba a las diez y diez de la noche su interpretación. Con el nombre de Entre las flores y el disfraz de unos vendedores de flores finiseculares, se presenta una comparsa que constituye el llamado grupo de las gratas sorpresas del concurso. Los aromas a violeta, parte de su escenificación, ayudan a tipo. Su tanda de pasodobles se reparte para los comparsistas en general y a Paco Alba y los cincuenta años de la modalidad como trasunto. El segundo de una especial sensibilidad a María la yerbabuena. Los protagonismos de los cuplés se los reparte el rodaje cinematográfico de Cádiz y el clima y los cambios de este. Bonito estribillo de corte clásico. Con una fuerza y vitalidad tonal, gusta su popurrí.

El cuarteto En Cádiz hay que morir pisa el concurso de adultos este año después de ganar en juveniles en 2009. Pues nada, mucha suerte, que yo, a mis líos antidiarreicos.

Y se escuchan y con ganas, a las once y cuarto de la noche las primeras tonalidades de la actuación de la cabeza de serie del día, la chirigota Los falsos de Love, de Cabra, de Cornejo... Garantía como siempre de buen rato y de buen gusto, elaborando un tipo de personas que tienen dos caras (el que finge bajas laborales, el glotón, el infiel que se dice fiel...) vienen con presentación que es descriptiva y declara sus intereses. Saludo de María la yerbabuena al Cabra, y le contesta. Esto sí es una chirigota... Tandita de pasodobles, original y sembrado. Al pregonero, a Selu, poniéndolo verde. Y de pronto entra el Selu en e escenario y le dan la enhorabuena. Vuelta de tuerca de estos falsos. GENIAL. Homenaje original, irónico, casi incomprensible... Esto es Love y compañía en estado puro. Pues en el segundo, tienen un trabajo genial, con un jefe comprensible, un verdadero lujo. Pero es que no lo critican porque el jefe está en el teatro. Son falsos, y tanto. Esto es original, fresco, saben hacer el tipo, saben dominar la escena, tienen gracia para rabiar. Esto es una chirigota y no esas de pasodobles tristes, frustrados comparsistas. Así, nos vamos al cuplé donde hablan que el virus de Navidad afectó hasta a su Belén. Flojo el estribillo, bien escenificado, pero flojo. Otro cuplé: donde felicitan a todos los autores con falsedad y rematan diciéndole a Martínez Ares que a ver si vuelve. De órdago, qué manera de entender el doble sentido, rozando la verdad y la ironía de la copla. Ya se corea el estribillo. Escenificando, responde a María la yerbabuena con un sonoro ¡falsa! El teatro se lo está pasando muy bien. Pues de cabeza al popurrí en el que no se puede destacar nada, porque es simplemente de antología. Cargado de humor, repaso fidedigno de ambientes, reuniones sociales y casos diarios de falsedad, mentira e hipocresía, con el mejor de los humores de unos míticos chirigoteros dispuestos, a mi juicio, a batirse por el primer pemio.

Pasado el descanso, a las doce menos cinco de la noche retomaba cuerpo la jornada con la comparsa de Benamejí (Córdoba) El noticiero, que se estrena este 2010. Como era previsible, en su disfraz encarnan a los antiguos repartidores de periódico del primer tercio del siglo XX. Problemas de afinación, si acaso de entonación. Cantan muy baja esta presentación con alusiones al Che Guevara (un grandísimo asesino. Curioso que se demonice a Franco y se ensalce al guerrillero). El segundo pasodoble resulta bastante actual y vital, dedicado a quien padece la terrorífica enfermedad del cáncer. A ver qué me expliquen: los cuplés son toques humorísticos, ¿verdad? Pues nada, falta que se lo expliquen a estos comparsistas. Estribillo demasiado largo. A mí me van a perdonar, pero a estas alturas, que ya hemos escuchado más de un centenar de agrupaciones con resultados (algunas) como esta, no me quedan fuerzas para describir la calidad de esta. Aunque en honor a la verdad, fueron a más en el popurrí. HAN SIDO PENALIZADOS POR EXCEDERSE EN EL TIEMPO ESTABLECIDO.

La tercera participación de la chirigota sevillana de San José de la Rinconada lleva por nombre Los que se mueren por el día 10 y la inician con música de Los comparsistas de Juan Carlos Aragón. Su tipo, el de unos parados que guardan cola en una oficina de empleo (y el día 10 viene la ayuda del paro) y su presentación variada alusiva al tipo. Copla donde están en un supermercado con la problemática de su falta de liquidez. Van mordisqueando lo que pueden. Sucede otra copla donde cuentan qué haría si le tocase la lotería, y en caso contrario, de todas maneras un viaje para perder de vista a la suegra sí que iban a costear. Mejor esta letra. Protagonizan las niñas de Zapatero el primer cuplé donde explican por qué tiene así las cejas el presidente: al verlas tras el parto. Su mujer estaba caliente, sudorosa, con ganas de cariño, y es que tenía la gripe A. Estribillo, como dicen, que está como su bolsillo, cortito. El figurante haciendo de San Pancracio tiene su arte. El arranque del popurrí bastante bueno. En resumen, que el habitante ibérico mayoritario es el parado, cerca de cinco millones. Cuarteta donde estuvieron ocupando infinidad de puestos de trabajos. Les suena el móvil con música de La Banda del Capitán Veneno. Buen popurrí.

Comparsa femenina de Sevilla con el tipo de mujeres de los años 50 en un barrio neuyorkino. Segunda participación en el concurso y por nombre Calles de Harlem, arrancada con una presentación brillante a ritmo de blues. Perfecta situación social y lírica de su barrio y sus aspiraciones. Una copla bastante fiel aunque severa describiendo ese país del que proceden. Cantan con acierto. La otra copla frontalmente opuesta a la Iglesia Católica, hace crecer el pensamiento que este año se han debido creer las comparsas femeninas que tienen que demostrar su gallardía con este tipo de coplas. Y el guión coincide como en otras agrupaciones de féminas: hay que ser más lanzadas que ellos, que esto es carnaval. Pues nada, así las cosas el primer cuplé a Arturo de Gran Hermano. Segundo más trabajado de letra y rima, termina siendo de doble temática, la crisis y las hijas de Zapatero. Veo forzado el estribillo. Bueno, muy bueno el conjunto de voces del popurrí, con fusiones de jazz y melismas atemperadas a la voz femenina.

Los quinquis de los 80 actuaban ahora, chirigota de Algeciras metidos en el disfraz de “ochenteros” que acaban de salir de la prisión, nos lo cantan en su presentación. Primer pasodoble homenaje a la madre usando el tipo y su privación de libertad para el propósito. El segundo pasodoble es un ruego para que cambie la Ley de menores bajo la óptica de la violación de una niña. Cuplé al divorcio de Su Alteza Elena de Borbón y para la retirada de anuncios en TVE. Dicen en su estribillo: me gusta trabajar poco, vivir la vida y [...] y quedarme con su dinero, dime tú la diferencia que tengo con Zapatero. Por los Chichos y los Changuitos (muy de los 80) nace un popurrí simpático donde recorren una curiosa carrera delictiva. Chirigota muy por encima de la media de la jornada.

Y cierra sesión los jóvenes comparsistas de Tarifa La crem de la crem, noveles en 2009, encarnando a pasteleros de época, con toda probabilidad fanceses, recortados en un forillo cuidado y estético. Presentación muy bien modulada de voz y con continuos rezos de ingredientes que asemejan a la fiesta y comparan con la sal de Cádiz. Sorprendidos por el tipo muy conseguido, en el Falla huele a dulce, así que el primer pasodoble se lo dedican a los enfermeros que son muchas veces consuelo de los enfermos; pero el segundo es de una sensibilidad desatada en torno a una adopción. Sin vanagloriarme, hace ahora un año que escribí yo esto en un pregón. Tal vez por eso me cause tan grata alegría oír parecidas licencias poéticas en estos comparsistas, que cantan demasiado atemplados. Cuplé a un escarceo amoroso durante el Camino de Santiago. Un segundo para una hipotética recesión de la tradición de los niños de San Ildefonso en el sorteo de la lotería. Estribillo aceptable. Y bien, muy bien (restregón a la gestión de Zapatero en cabeza) ese popurrí con cuartetas muy bien “confitadas”.

No sé si se habrán fijado. De las diez agrupaciones del día, sólo dos son de Cádiz capital. Esto sin duda es exponente de lo que ya hemos comentado en otras ocasiones: estamos ante un concurso que ha contagiado interés más allá de sus fronteras y despertado todo un universo de pasiones hacia sus coplas y forma de manifestarse. Y eso repercute en la fiesta y en la ciudad, en la popularidad de sus autores, la trascendencia de sus letras y debe marcar el compromiso de altura artística del mismo, aunque a veces suponga, y preliminares es la mejor manera de comprobarlo, que 162 agrupaciones no pueden ser buenas, pero sí enriquecedoras. Así, este día ha tenido un claro triunfador, la gente de Love. Y a las dos y veintidós de la mañana, concluye una sesión más.

2 comentarios:

MM Peña dijo...

Precisamente anoche, a esas altas horas en que cantaban los Crem, me acordé de aquellos versos:
"Tu madre te tuvo a ti
y no era mujer colmada
hasta el día que sin parir
fue la madre de tu hermana.
[...]
-Papá, te quiero. –Yo a ti.
¿Vamos a ver a tu hermana?"
(Del Pregón a Jesús del Rescate, 2009, por David Rodríguez Jiménez-Muriel)

Y, sinceramente y sin desmerecer, me quedo con aquel aplauso que resonó en la Magdalena.
Así que ya sabéis: dejarse de soñar con las tablas del Gran Teatro y pisarlas de una vez.
Un abrazo muy fuerte, y gracias.

Anónimo dijo...

bueno, bueno, bueno, cuando te vea te lo tengo que contar, impresionante, si sólo escuchándolos en la radio se te ponen los pelos de punta no te digo nada cuando estas dentro del Falla.
Impresionante.
Susana